fb

<title> Adablog </title>

Los 10 errores más comunes en tu CV. ¡Evítalos!

por | 22 de febrero de 2024 | Empresas y diversidad

Paga tu bootcamp cuando encuentres trabajo

Cómo evitar 10 errores comunes en tu CV y destacar en la búsqueda de empleo

Conseguir el empleo de tus sueños es a veces un trayecto complicado. A pesar de toda la incertidumbre, las opciones y el recorrido hasta conseguirlo, hay un elemento que siempre será tu mejor herramienta: tu curriculum vitae. Recuerda que este documento es tu tarjeta de presentación, la primera impresión que entregarás al equipo de Recursos Humanos. Aunque la perfección sea inalcanzable, existen errores frecuentes en el CV que se pueden evitar para que tu perfil se descarte antes de tiempo.

En este artículo, exploramos los errores más comunes para que los tengas en cuenta a la hora de preparar tu CV. Porque todos los detalles cuentan.

Errores típicos CV

1. Errores gramaticales y ortográficos

Ojo con la gramática y la ortografía, lo que para ti solo ha sido un lapsus sin importancia, para el reclutador puede convertirse en una imagen de descuido y falta de atención a los detalles. Cualidades que no son bien recibidas en el mundo laboral. Además, el lenguaje que empleas en tu currículum dice mucho sobre tu nivel de profesionalismo. 

Dedica tiempo a revisar bien tu CV y, para mayor seguridad, comparte el documento con alguien más para una relectura. Utiliza también herramientas de corrección gramatical para asegurarte de que tu lenguaje sea claro y preciso, solo te llevará unos minutos y, aunque los errores sean tonterías, ¿para qué arriesgarse?

2. Currículum demasiado largo

La atención es un recurso valioso y un currículum que se extiende más allá de lo necesario la pierde en un segundo. Enfócate en la relevancia y la brevedad, para asegurar que tu historia profesional se cuenta de manera clara y concisa.

3. Falta de estructura

La estructura actúa como el mapa que orienta al lector o lectora a través de tu experiencia y de tus habilidades. Emplea encabezados y viñetas para trazar un camino claro y fácil de seguir. Un currículum bien estructurado no solo facilita la lectura, sino que también demuestra tu capacidad para organizar información de manera efectiva.

Cuando pienses en el diseño, busca la claridad y la legibilidad. Utiliza estratégicamente el espacio en blanco para mejorar la fluidez y resaltar la información clave. 

Explora trucos de maquetación que añaden atractivo visual, realzando tus habilidades y logros de manera agradable a la vista. La apariencia visual tiene un impacto significativo en la impresión que dejas. 

Asegúrate de que tu currículum tenga un diseño profesional y limpio, con fuentes de fácil lectura y un espaciado equilibrado. La coherencia en el formato refuerza la sensación de orden y profesionalidad, dejando un buen sabor de boca en quien lo lee.

4. Información irrelevante: filtra y resalta

El menos es más también se aplica a tu currículum. Elimina datos irrelevantes y enfócate en resaltar aquello que sea más importante de perfil profesional. La claridad y la concisión serán tus mejores aliadas para asegurarte de que tu mensaje no se pierda en una maraña de detalles. Y es que, ¿de verdad a tu futura empresa tech le interesa el trabajillo de verano en la cafetería de tu barrio cuando tenías 17 años? 

Además, como cada trabajo para el que aplicas es único, tu currículum deberá adaptarse a esa unicidad. Personalizar tu CV para cada solicitud implica usar tijera para abreviar, pero también resaltar aquellas experiencias y habilidades que son particularmente pertinentes para el puesto al que aspiras. Este enfoque personalizado demostrará tu grado de dedicación y atención al detalle.

5. No valorizar tus resultados a través de los números

Los números son un lenguaje universal que puede transmitir un mensaje de forma inmediata. No te limites a describir tus responsabilidades; cuantifica tus logros siempre que sea posible. Con números y resultados tangibles podrás demostrar tu capacidad, además son una forma de atraer la atención y de mostrarte precisa.

Eso sí, no olvides complementar los números con una buena historia: pon en valor esas decisiones y acciones que tomaste y llevaron a determinados resultados, y cómo tu contribución marcó la diferencia. 

Contar historias no solo es más memorable, sino que también crea una conexión más profunda con quien te lee. Esta parte más discursiva la puedes incluir en tu carta de presentación para acompañar el currículum, o dejarla para cuando tengas que presentarte en la entrevista, donde podrás profundizar más.

6. Objetivo profesional vago

Un objetivo claro no solo orienta tu búsqueda de empleo, sino que también comunica a los reclutadores tu visión y determinación. Evita objetivos genéricos y sé específica sobre tus metas. Ten en cuenta que es muy importante que estas tengan relevancia con los valores y la misión de la empresa.

7. Uso de tercera persona

El uso de la primera persona crea una conexión más personal con el lector. Evita la frialdad que puede transmitir escribir en tercera persona. Al hablar directamente sobre tus logros y habilidades, le darás un toque más humano a tu CV, haciendo que el lector se sienta más conectado contigo incluso antes de conocerte en persona.

8. Lista excesiva de responsabilidades

En lugar de enumerar responsabilidades, destaca cómo tus acciones impactaron positivamente en tus puestos anteriores y te permitieron superar desafíos concretos.

9. Falta de palabras clave

Incluir palabras clave relevantes para el trabajo y el sector aumenta tus posibilidades de ser descubierta por los sistemas de seguimiento de aplicaciones. Además, también demostrarás tu comprensión del lenguaje técnico asociado con el trabajo. 

Investiga y utiliza términos específicos para tu campo para destacar entre la multitud.

10. Inclusión de referencias en el currículum

Resiste a la tentación de incluir referencias directamente en tu currículum. Menciona que las referencias están disponibles a solicitud para que los reclutadores se pongan en contacto contigo pidiéndote más información.

Con este enfoque muestras respeto por la privacidad de tus referencias, pero también te dará la oportunidad de controlar cuándo y cómo se contacta a estas personas. Ten preparadas tus referencias por separado y compártelas cuando sea el momento adecuado en el proceso de selección.

Déjanos ayudarte a cambiar de profesión

En conclusión, recuerda que tu currículum es una herramienta dinámica, adaptable y personalizada. Investiga sobre la empresa y el puesto específico al que estás aplicando, y ajusta y corrige los errores de tu CV siguiendo nuestros consejos. Lo fundamental es resaltar las habilidades y experiencias que son más relevantes para esa oportunidad en particular.

Además, el CV no es un documento estático, úsalo como guía para ver en qué aspectos puedes mejorar tus conocimientos y capacidades. Adopta una mentalidad de aprendizaje constante, a través de cursos y bootcamps, y continúa perfeccionando tu currículum. ¡Ánimo y a por todas!

Ah, si has llegado hasta aquí, este otro artículo sobre cuál es la mejor época para bucar trabajo, también te puede interesar.

< blog > Artículos relacionados < /blog >

Categorías

Destacados

Por qué Adalab es solo para mujeres

Por qué Adalab es solo para mujeres

¿Te has preguntado por qué Adalab es solo para mujeres? Aquí tienes nuestras razones para apostar por la revolución digital de todas nosotras.

Recursos de Adalab
Fechas cursos Programación
Próximo curso Data Analytics
Loading...