fb

<title> Adablog </title>

¿Qué es la metodología flipped classroom o “clase invertida”?

por | 17 de febrero de 2023 | La formación en Adalab

Cambiar de carrera

La metodología flipped classroom o “aula invertida” propone un giro de 180 grados en el aprendizaje y la enseñanza. En Adalab, nuestras formaciones para poder convertir a nuestras alumnas en profesionales en pocos meses tienen muchos elementos de esta “vuelta de tuerca” de la educación tradicional. Por este motivo nos apetece compartir contigo en qué consiste esta propuesta disruptiva y por qué es tan eficaz.

Qué es la metodología flipped classroom

¿En qué consiste la metodología flipped classroom?

Como en muchos otros casos, el origen de la metodología flipped classroom fue por casualidad. Se remonta al año 2007, cuando dos profesores comenzaron a grabar en vídeo sus explicaciones para quienes no podían asistir a clase. El resultado fue tan positivo que, progresivamente, este recurso se transformó en un método propio. 

El flipped classroom le da la vuelta a los términos del aprendizaje tradicional. Y es que en la metodología “aula invertida”, el estudio de la teoría se hace en casa y las horas en clase se enfocan en la práctica, la resolución de dudas y el trabajo en equipo. Así, se puede invertir el tiempo en afianzar conceptos y atender de forma personalizada las necesidades individuales de los y las alumnas.

Para conocer los pilares de la metodología flipped classroom basta con desglosar las iniciales que le dan nombre:

  • F (flexible environment o “ambiente flexible”): los y las estudiantes no solo tienen la posibilidad de elegir dónde y cuándo aprender, sino que las expectativas docentes y las evaluaciones a las que se someten son adaptables. 
  • L (learning culture o “cultura de aprendizaje”): el tiempo en clase se destina a profundizar en los temas, la realización de actividades que favorezcan el aprendizaje y a resolver dudas.
  • I (intentional content o “contenido intencional”): el contenido está específicamente diseñado para rentabilizar el tiempo en el aula y favorecer el contacto entre quienes forman parte en el proceso.
  • P (professional educator o “educador profesional”): el rol del equipo docente destaca de una manera diferente y está enfocado en optimizar los recursos de este sistema de aprendizaje.

Junto a las claves que nos da su mismo nombre, no podemos olvidarnos de otros factores que juegan un papel clave en la metodología flipped classroom y que hacen de ella un sistema tan adaptado a los nuevos tiempos: las TIC, las soft skills, la autonomía, el trabajo en equipo y la disciplina.

7 beneficios del flipped classroom

Conozcámoslas. 

Tiempo más eficiente

La posibilidad de visualizar los contenidos fuera del aula facilita la participación de forma activa en las actividades prácticas. De esta manera, el equipo docente puede interactuar con cada estudiante, especialmente con quienes manifiestan mayores dificultades para asimilar el contenido.

Aprendizaje activo

Cuando el aula se limita a la interacción, la resolución de las dudas y los ejercicios prácticos, la teoría adquiere el potencial de fomentar la curiosidad, la autonomía y la responsabilidad. Es decir, la metodología flipped classroom favorece la retención y memorización de los contenidos a través de la comprensión.

Más participación en el aula

En comparación con el modelo tradicional de enseñanza, la metodología flipped classroom obtiene unos niveles de atención envidiables por parte de los y las alumnas. De hecho, estas se muestran más participativas debido a que el ambiente propicia la colaboración y la interacción.

Interacción y cooperación

El vínculo docente-aprendiz no es el único que puede beneficiarse de un mayor tiempo libre en clase; los y las estudiantes tienen más posibilidades de relacionarse, participando en discusiones y colaborando en las distintas actividades que se propongan. De este modo, una de las ventajas principales de la metodología flipped classroom es la cooperación entre todos, especialmente en la resolución de problemas.

Responsabilidad y autonomía

Desde las primeras etapas del método flipped classroom se fomenta la autonomía y responsabilidad. Al fin y al cabo, la metodología crea un espacio para la toma de decisiones, la colaboración, el intercambio de opiniones, la planificación y la competencia digital. De esta forma, la formación se presenta aún más novedosa y entretenida.

Múltiples recursos para continuar aprendiendo

El “aula invertida” facilita el aprendizaje al hacer uso de distintos materiales. La reflexión a través de discusiones y preguntas, el uso de las TIC y la realización de actividades prácticas son las herramientas principales que tendrán todos los estudiantes al alcance de la mano.

Equipo docente más motivado y actualizado

La metodología flipped classroom no solo beneficia al alumnado, sino que impulsa al profesorado a emplear la imaginación para generar la dinámica de las clases. Además, requiere que el equipo docente posea conocimientos tecnológicos y maneje con soltura los recursos TIC.

En definitiva, el objetivo de la metodología flipped classroom es “aprender haciendo, no memorizando”. De esta forma, quienes están aprendiendo no solo dirigen su propio aprendizaje, sino que el tiempo en el aula se optimiza. 

Cómo saber si eres más de Data o de Programación

< blog > Artículos relacionados < /blog >

Categorías

Destacados

Por qué Adalab es solo para mujeres

Por qué Adalab es solo para mujeres

¿Te has preguntado por qué Adalab es solo para mujeres? Aquí tienes nuestras razones para apostar por la revolución digital de todas nosotras.

Recursos de Adalab
Fechas cursos Programación
Próximo curso Data Analytics
Loading...