Sara Pato: “Mi sueño es entrar en una sala llena de mujeres trabajando en tecnología“

Sara es ingeniera informática y forma parte del programa de mentoring voluntario de Adalab. Quiere que las mujeres que están empezando en este sector tengan referentes femeninos.

Sara Pato con Marta Aguilar en Kairós DS
Sara Pato con Marta Aguilar en Kairós DS

¿Por qué entraste a formar parte del programa de mentoring de Adalab?

Cuando conocí Adalab me pareció una empresa social increíble. Ayudar a que más mujeres entren en el mundo de la tecnología, insertarlas laboralmente en este sector a través de un programa de formación inclusivo e intensivo, fue toda una sorpresa para mí.

Somos muy pocas las mujeres programadoras. Mi sueño desde hace mucho tiempo ha sido entrar en una sala y ver a muchas mujeres trabajando en un proyecto de tecnología. Siempre he estado en entornos muy masculinizados, he tenido muchísimos, pero muchísimos, más compañeros hombres que mujeres. Quizás eso es lo que me impulsó a formar parte del programa. A ser mentora de una alumna de Adalab.

¿Cómo está siendo tu experiencia como mentora?

Muy positiva. Al final se trata de un “win-win”, sí, las dos partes ganamos. La alumna mentorizada cuenta con mi apoyo, acompañamiento, consejos… y yo al contar mi experiencia, también dejo salir mis frustraciones y las situaciones a las que me he ido enfrentando a lo largo de mi carrera profesional. Sirve un poco de terapia, jajaja. Me gusta mucho hablarles sobre cómo va a ser su día día, cómo va a ser su realidad cuando comiencen a trabajar. Las adalabers, cuando empieza el mentoring, están inmersas aún en su formación y les viene muy bien conocer que la realidad que van a conocer en un entorno laboral es diferente.

En tus inicios, ¿te hubiese gustado tener un referente al que escuchar y con el que compartir tus vivencias profesionales?

Por supuesto. Me hubiese gustado tener a alguien que me dijese cómo era lo que me iba a encontrar al terminar los estudios de informática y empezar a trabajar. Es muy importante tener un referente. Poder compartir mis dudas y miedos.

Las alumnas de Adalab empiezan como programadoras front-end pero el día de mañana pueden ser lo que quieran. Que crean en ti es muy importante. Cuando descubran este sector, se darán cuenta de lo maravilloso que es, irán viendo lo que más se adapta a sus gustos, todas las posibilidades que el mundo digital puede ofrecer a sus profesionales.

¿Qué le dirías a una mujer para que se sumase al programa de mentoring?

Es un proceso muy bonito. De verdad. Te tiene que salir de forma vocacional, el querer transmitir tu experiencia, apoyo, el ser referente femenino para mujeres que están empezando ahora en el mundo de la programación y que quizás sean, dentro de un tiempo, mentoras de más mujeres.

Cada vez seremos más. Estoy segura.

Conoce más del detalle del programa y ¡únete!

Evento encuentro mentoras con mentorizadas. Promoción Dorcas



4

Deja un comentario