👩‍⚕️ Nuestra adaptación a la crisis sanitaria

¿Qué puede aportar una Adalaber a mi equipo? Tenemos el talento que necesitas.

Las empresas tecnológicas tienen ante ellas un gran desafío: encontrar talento preparado para hacer frente a sus retos. Dar con profesionales formados y motivados, que además aporten diversos enfoques y virtudes a la compañía, es una de las mayores dificultades a las que se enfrentan los departamentos de recursos humanos del sector.

Con esta necesidad en mente, en Adalab formamos a mujeres para que desarrollen su carrera profesional como programadoras web y aporten sus conocimientos y su trayectoria a un sector que puede enriquecerse mucho con su participación. Nuestras alumnas no solo reciben una formación técnica, sino que aprenden a trabajar en un sector cambiante y cuentan con amplias habilidades para el trabajo en equipo.

¡Una adalaber puede aportar a tu equipo la combinación de talento y motivación que estabas buscando!

Al finalizar las 12 semanas de curso intensivo, todas nuestras alumnas están listas para incorporarse al mercado laboral como programadoras web. ¿Cómo es posible?

En primer lugar, durante la formación nuestras alumnas adquieren formación técnica y profesional en un entorno “agile”. Eso les permite no solo aprender lo necesario para comenzar a programar, sino una serie de habilidades y técnicas que les permitirán seguir formándose y creciendo profesionalmente durante el resto de su carrera.

Aquí puedes leer en detalle cómo aplicamos la filosofía agile a nuestro día a día docente.

Pero además, el currículo del curso presencial intensivo ha sido diseñado teniendo en cuenta los requisitos más importantes de las empresas que están contratando talento junior. Eso nos permite garantizar que el nivel técnico en desarrollo web es lo suficientemente alto como para que una empresa quiera apostar por ellas e incorporarlas a su equipo.

¿En qué se traduce esto? ¿Qué puede hacer una adalaber cuando se una a mi empresa?

¿A qué tipo de proyectos de desarrollo puede enfrentarse una alumna de Adalab?

Al finalizar su formación, nuestras alumnas son capaces de incorporarse a proyectos ambiciosos en todo tipo de empresas, desde startups, empresas de producto, consultoras o grandes multinacionales. Sin embargo, al principio deben contar con la ayuda y guía de profesionales con más experiencia, por ello, siempre pedimos a nuestras empresas colaboradoras que asignen un tutor/a a nuestras alumnas. El talento junior es una inversión de futuro, pero te hacemos un spoiler: Apostar por una adalaber, ¡es apuesta segura!

Cuando contrates a una adalaber, estarás contratando a una profesional que sabe:

  1. Desarrollar una web estática interactiva.
  2. Desarrollar una aplicación web nueva.
  3. Mejorar una aplicación web existente.
  4. Desarrollar una aplicación back básica o evolucionar una existente.

Veamos qué tipo de tareas puede desempeñar en cada uno de estos casos:

1. Desarrollar una web estática interactiva.

Si la web es un diseño completamente definido con una herramienta de diseño, que se comunica al equipo de front-end usando una herramienta como Zeplin, nuestras alumnas son capaces de desarrollar una maquetación de la web que se ajuste al diseño especificado y sea adaptable (responsive) a distintos tipos de dispositivos utilizando para ello mediaqueries. Las adalabers suelen enfrentar este tipo de proyectos bajo la lógica de “mobile first”.

Para hacerlo, las adalabers utilizarán un HTML semántico y bien estructurado y crearán los estilos de CSS con una buena estructura, buen nombrado de clases y usando un preprocesador de CSS como Sass. Además, pueden incluir transiciones y animaciones que aporten dinamismo al diseño e interacciones sencilla usando Vanilla JavaScript y utilizarán herramientas de automatización como Gulp.

Si para realizar la web se parte de un conjunto de mockups para hacer un MVP rápido de un proyecto que se quiere validar, las adalabers son capaces de desarrollar una maquetación de la web de los mockups usando componentes web a medida o usando librerías de componentes como Bootstrap.

2. Desarrollar una aplicación web nueva.

En este caso, las adalabers deben desarrollar una web que, además de la parte de maquetación anterior, incluya interacción y sincronización de datos con un servidor, que puede ser un API abierta o requerir credenciales. En este segundo caso, les llevará un tiempo de investigación saber cómo hacerlo ¡pero acabarán consiguiéndolo! 🙂

Para desarrollarla, las adalabers pueden:

  • Realizar la web con vanilla JavaScript haciendo peticiones a APIs si la aplicación es sencilla.
  • Usar React para crear la aplicación y estructurarla usando rutas para cada parte de la aplicación, si se trata de un desarrollo más complejo.

3. Una aplicación web existente.

¿Y si hay que trabajar sobre una aplicación web que ya está en funcionamiento? Aunque no hayan trabajado la forma en la que está desarrollada, las adalabers sí que cuentan con recursos para hacer frente a esta tarea, tanto dentro como fuera de React:

  • Dentro del entorno React: con otras tecnologías como Redux o Sagas, pueden aprenderlas y hacerse con la base del código.
  • Fuera del ámbito de React: muchas de las alumnas están trabajando en empresas que no utilizan React, sino otras librerías / frameworks como Angular o Vue, y la curva de aprendizaje de nuestras alumnas para hacerse con las bases de estas nuevas herramientas y entender el proyecto ha sido relativamente pequeña, puesto que sabían cómo enfrentarse a un proceso de autoaprendizaje, contando siempre con el apoyo técnico de miembros del equipo

4. Desarrollar una aplicación back básica o evolucionar una existente

Si quieres que una de nuestras alumnas trabaje en tu equipo de back, ellas han aprendido a desarrollar aplicaciones sencillas de Node JS, Express JS y SQL:

  • Son capaces de crear una aplicación back para crear un API, diseñando endpoints basados en API Rest. Además tienen experiencia en trabajar con Postman.
  • También saben crear servidores de ficheros estáticos y motores de plantillas para renderizar en servidor páginas web.
  • Han aprendido las queries principales de SQL, así como estructurar y configurar un proyecto en tablas de bases de datos.
  • Si por el contrario quieres que utilicen base de datos NoSQL como MongoDB disponen de los conocimientos teóricos para trabajar con ellas, ya que saben lo que son, están acostubradas a organizar datos en formato JSON y no les costará mucho trabajo aprender a utilizar estos sistemas.
  • Por último son capaces de desplegar aplicaiciones sencillas en servidores de producción y manejan variables de entorno.

¿Y cómo trabajan en equipo?

Todas nuestras alumnas finalizan el curso intensivo con ciertas habilidades transversales que les permiten trabajar con éxito en equipos de desarrollo. Entre ellas nos gustaría destacar las siguientes:

  • Están acostumbradas a usar herramientas de coordinación como Trello, GitHub Projects o Slack, tan indispensables en el día a día especialmente cuando pensamos en trabajo en remoto.
  • Han aprendido a trabajar con un sistema de control de versiones como git usando ramas, flujo de trabajo con gitflow y PRs (pull-requests) con revisión de código. Están acostumbradas a manejar git desde la terminal de Linux, así que pueden adaptarse al uso de otras herramientas visuales de control de versiones.
  • Durante todo nuestro bootcamp gestionan y organizan sus proyectos usando GitHub Projects, por ello están acostumbradas a trabajar con estas herramientas de gestión.
  • Son capaces de trabajar con una mentalidad ágil en el desarrollo de los proyectos, ya que en cada módulo del curso intensivo de Adalab deben realizar en equipo un proyecto de desarrollo según el marco de trabajo SCRUM, estando acostumbradas a las ceremonias y roles de dicho marco (sprints, dailys, demos, restrospectivas, etc.)

Como podemos ver, el perfil de una adalaber desde un punto de vista técnico es completo, pero sin duda, lo que destacan todas las empresas que ya han contratado a una o varias alumnas de Adalab (y ya son más de 173 empresas), es su compromiso, su motivación y sus ganas por seguir aprendiendo, elementos claves en un perfil junior.

Además, las adalabers aportan diversidad a todos los equipos en los que se incorporan, tanto por su experiencia profesional y académica previa como por ser mujeres en un mundo mayoritariamente masculino.

¿A qué esperas para aumentar tu equipo con una adalaber? Únete a las empresas que ya han mostrado su interés en colaborar con Adalab y descubre cómo la diversidad mejora tu crecimiento y tus procesos.

Aquí puedes leer cómo entrar a forma parte de nuestra Bolsa de Empleo

Deja un comentario