Profesiones tecnológicas más demandadas: el analista de datos

Analista de datos: ¿la profesión del futuro?

La industria del big data no deja de crecer. Porque no nos engañemos, el auge de las compañías tecnológicas en los próximos años estará marcado por la gestión y uso de la información. Y de ahí que los perfiles especializados en análisis de datos sean cada vez más demandados. Si estás pensando en dar un giro en tu carrera profesional, esta puede ser tu oportunidad. Te contamos todo lo que necesitas saber para dar el paso.

Antes de nada, ¿qué es el big data?

El big data es el conjunto a gran escala de datos estructurados y no estructurados que necesitan aplicaciones informáticas para su almacenamiento y procesamiento. 

También conocido como macrodatos, el big data se puede definir en función de tres características principales:

  • Volumen: entendido como la capacidad para gestionar una gran cantidad de datos. 
  • Velocidad: es capaz de soportar un alto procesamiento de información en tiempo real.
  • Variedad: son múltiples los formatos de datos que tolera, tanto si son estructurados como si no.

¿Qué hace un profesional del análisis de datos?

Este perfil profesional cuenta con los conocimientos necesarios para recopilar datos e interpretarlos de forma estadística. No obstante, el aspecto más interesante de esta actividad es que los datos, por sí solos, no aportan información. Es decir, es la persona encargada de analizar los datos quien encuentra patrones en ellos y establece estrategias dentro de la empresa. 

¿Por qué está en auge esta profesión?

La especialización en análisis de datos es una de las profesiones tecnológicas más demandadas en la actualidad, precisamente porque no es exclusivo del sector tecnológico. Su aplicación en diferentes campos y sectores es casi infinita: medicina, ciencia, economía e incluso arte. ¡Esta disciplina puede desempeñarse en la mayoría de ámbitos!

Además, se estima que el gasto en análisis de datos crecerá en un 11 % cada año desde 2021 hasta 2025, y los motivos son sencillos: el big data es capaz de optimizar las operaciones de un negocio, ofrece respuestas rápidas a las consultas realizadas por el usuario, mejora la calidad de los servicios de la empresa y facilita la posibilidad de realizar estrategias de marketing personalizadas y de mayor impacto. 

Conocimientos que debe tener el perfil de data analyst

Un o una especialista en Data Analytics es capaz, no solo, de reconocer patrones en el comportamiento del cliente extrayendo, procesando y agrupando datos, sino que analizan para sacar conclusiones y propuestas de mejora.

Además, dentro de las destrezas que debe tener este perfil profesional, está el dominio de las matemáticas y de la estadística, ayudándose de herramientas como Python. No obstante, más allá de los requisitos técnicos, existen otras habilidades, las famosas soft skills, como el trabajo en equipo que también son claves en esta disciplina.

Una comunicación efectiva también es otra de las habilidades que se debe dominar en esta profesión, de esta forma el resto de compañeros y compañeras de la empresa podrán comprender la información con la que se trabaja.

¿Qué áreas debe cubrir el análisis de big data?

Como ves, el big data es una disciplina muy amplia que requiere diferentes especializaciones. Pero tranquila, te ayudamos a situarte en esta maraña. Podemos encontrar tres perfiles con distintas funciones que, a veces, pueden llevar a confusión. Veamos cuáles son y cómo diferenciarlos.

  • Arquitectura de datos o data architecture: es el perfil más tecnológico y su responsabilidad es definir la arquitectura donde se gestionan y explotan los datos. 
  • Ciencia de datos o data scientist: la estadística y las matemáticas son su fuerte. Su principal objetivo es analizar los datos en busca de problemas frecuentes en modelos de datos. Para ello, se recurre a herramientas de machine learning.
  • Data analytic: el perfil que nos concierne. Su función es examinar los datos cualitativos y cuantitativos y ofrecer apoyo en la toma de decisiones gracias a sus conocimientos del negocio. Este perfil debe conocer tanto el mundo del big data como el sector para el que trabaja —científico, educacional, artístico, etc–. De esta forma, se buscan alcanzar diferentes objetivos como la reducción de costes, el aumento de ingresos de la empresa, una mejor eficiencia o la disminución de errores, entre otros.

Formarse como analista de datos

Las posibilidades de formación en programación son muchas, y no necesariamente todas pasan por un título universitario. Pero eso sí, la que escojas debe estar al día de cualquier novedad y en constante actualización. Porque la adaptabilidad y flexibilidad son claves para una profesión que se encuentra en constante cambio. Y de esta manera, no solo aprenderás a desarrollar tu parte más analítica y a utilizar las herramientas necesarias en el día a día de una analista de datos, sino que desarrollarás tu capacidad de trabajo en equipo y de gestión del cambio. 

En Adalab somos conscientes de que los inicios no siempre son fáciles y, por esta razón, cuando vayas a dar el paso, te proponemos hacerlo acompañada de la comunidad adalaber, formada por profesionales del sector, compañeras, coaches y los mentores y mentoras que te acompañará durante los primeros meses tras salir de la escuela. ¡No estarás sola en tu camino!

Nuestra sociedad se encuentra en un momento de transformación. La aparición de nuevos sectores laborales tech es uno de los mejores ejemplos de que experimentamos esta era de cambios y oportunidades. Así que si quieres sumarte a la revolución digital, fórmate en una de las profesiones tecnológicas más demandadas y conviértete en Adalaber. ¡La revolución digital empieza contigo!

Deja un comentario