Virginia Rivas: “Soy programadora porque no me dan miedo los cambios”

¿Qué hacías antes de entrar en Adalab y convertirte en programadora?

Estudié periodismo en Venezuela y tuve la oportunidad de trabajar en distintas áreas de la comunicación: desde televisión hasta agencias de marketing. Con el tiempo, el ambiente en el sector y las oportunidades laborales ya no eran las mejores. Fue cuando decidí que tenía que cambiar de carrera profesional. Vi la formación de Adalab, me inscribí, pasé el proceso de selección y ahora soy programadora web.

¿Alguna vez habías pensado realizar un cambio así?

Nunca me hubiera imaginado que en mi titular de LinkedIn pondría: “Programadora”. Gracias a que no me dan miedo los cambios, hoy he descubierto una nueva pasión. Estoy muy contenta de haber tomado la decisión de reinventarme.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Hasta ahora lo que más me gusta de RookieWise (Triporate) es que cada día voy con ilusión porque sé que me esperan nuevos retos y, sobre todo, porque estoy aprendiendo muchísimo no solo del área de front-end. Aunque cuando entras a trabajar en un nuevo lugar siempre vas con el temor de no querer “romper cosas”, la verdad es que tengo la fortuna de tener un gran mentor que me enseña todo lo posible y además me da libertad para programar y diseñar.


¿Qué le diríais a otras mujeres para que se decidan a entrar en el programa de formación de Adalab?

Entrar en Adalab ha sido una experiencia maravillosa que recomiendo a cualquier chica que quiera reinventarse. Desde el apoyo académico y la formación hasta el seguimiento en la incorporación laboral, siempre te sientes acompañada. Es algo que se agradece muchísimo. Se forma un vínculo especial con todo el equipo, tanto de Adalab como de #adalabers.


Es un programa que abre muchas puertas y que afortunadamente cuenta con mucho apoyo por parte de la comunidad y eso es un punto positivo para las #adalabers.

Deja un comentario