Cambios en el programa de mentoring de Adalab y por qué vas a querer formar parte de él.

Volvemos al ataque en el blog de Adalab para explicaros las novedades que nos ha regalado este -seguro inolvidable- año 2020. Empezamos contándoos ciertos cambios respecto a nuestro programa de mentoring voluntario en Adalab.

Desde nuestros inicios en 2015 la comunidad tecnológica nos ha apoyado de forma voluntaria y actualmente contamos con más de 400 voluntarios y voluntarias, algo que ha superado todas nuestras expectativas. Tras estos años de crecimiento, acompañadas por tantos referentes del sector que se han mostrado interesados en colaborar con nosotras de forma desinteresada, ha llegado el momento de responder a los aprendizajes adquiridos en el camino.

Después de unos cuantos meses de nueva normalidad empezamos a tener claro qué cosas han venido para quedarse y qué otras echamos de menos sin parar.

¿Hacer deporte en casa con un directo de Instagram? . ¿Convertirte en front-end en 12 semanas desde cualquier sitio gracias a nuestros cursos en formato onlineTambién ¿Que Zoom es la mejor alternativa para tomar cañas con amigos cuando no os podéis ver? Puede ser ¿Que somos animales sociales y nos encanta relacionarnos? Deberíais saberlo.

Y de eso hemos venido a hablar hoy, de la importancia de las relaciones. Pero en este caso en concreto, de las relaciones profesionales que inspiran y ayudan, concretamente, a nuestras adalabers recién graduadas.

Un poco de contexto para las/los que acabáis de llegar…

Qué es el programa de mentoring de Adalab.

Es un programa que apuesta por el desarrollo profesional de las alumnas que acaban de terminar su formación de front-end, a través del acompañamiento de otras personas que tienen más experiencia en el sector tecnológico. Queremos impulsar a nuestras alumnas para que se desarrollen profesionalmente en un mundo digital y en constante cambio, que conocen poco, pero en el que están deseando encontrar su hueco profesional. Y para ello, una vez que terminan su formación en Adalab, necesitan del apoyo de referentes, profesionales que han pasado por situaciones similares o que conocen personas que hayan podido pasar por las mismas, y que las acompañan de forma voluntaria los primeros meses de su vida como programadoras.

Qué tiene que hacer la mentora o el mentor. El programa de mentoring tiene cinco objetivos claves:

  • Objetivo 0: conocer a las mentees, ubicarlas y contextualizarlas. Saber en qué momento anímico se encuentran y darles soporte emocional.
  • Objetivo 1: apoyo en la búsqueda de empleo. Sugerirles ofertas, compartir tips sobre entrevistas y pruebas técnicas, etc.
  • Objetivo 2: acompañamiento en las primeras semanas de trabajo. Interesarse por cómo será su equipo, cuáles serán sus funciones, etc.
  • Objetivo 3: facilitarles el networking, desde presentarle a gente del sector por redes sociales hasta tomar algo con compis de trabajo al terminar una charla.
  • Objetivo 4: hacer de guía en la construcción de sus carreras profesionales.

Qué no es el programa de mentoring de Adalab.

Revisando los objetivos anteriores, queda claro que no son clases de programación, ya que sobre los mentores y mentoras no recae ninguna responsabilidad sobre la formación de las adalabers, y tampoco es una puerta segura para encontrar un empleo, los mentores y mentoras ayudan a las alumnas, las guían, pero la responsabilidad última de seguir formándose y de encontrar un empleo, es de las adalabers.

Adalab cuenta con un equipo de profesionales docentes centrados en las adalabers durante las 12 semanas de formación, y una vez que termina su formación, la comunidad de forma voluntaria quiere seguir acompañándolas de muchas y muy diversas formas, algo que nos encanta. ¿Qué hace una mentora o mentor? Avisar a sus mentees de un meetup de una comunidad de su interés, ayudarlas a decidirse entre dos ofertas de trabajo cuando tenga dudas al respecto, darles unas palabras de aliento cuando las rechacen en un puesto o no las llamen durante semanas, o presentarles a personas interesantes que puedan abrirles nuevas puertas. ¿Y qué tal la idea de preparar una charla conjunta? Han salido cosas maravillosas de esa idea:

Nuestro programa de mentoring es un programa voluntario porque así nos lo pidió la comunidad. Como ya hemos dicho, contamos con más de 400 voluntarias y voluntarios que quieren ceder parte de su tiempo libre para acompañar a nuestras alumnas y prestarles el apoyo y la comprensión que en muchos casos, ellos o ellas no tuvieron. El programa de mentoring de Adalab nació como una respuesta de la comunidad tecnológica. Y en eso, queremos ser fieles a nuestra filosofía.

Quién puede ser mentora o mentor.

Cualquier persona que trabaje en el sector tecnológico y tenga tiempo, ganas e inquietudes para echar una mano a nuestras adalabers recién graduadas en su salto final al mundo tecnológico, una vez terminada su formación en Adalab. Al no ser un mentoring técnico, sino de desarrollo profesional, no es necesario que seas programador/a, pero sí debes tener experiencia en el sector tecnológico.

¿Cualquier persona? Sí, y este es uno de los cambios importantes de este 2020: desde hace dos promociones, hemos dado la bienvenida a los mentores, también claves en nuestra visión. ¿Por qué este cambio? Tras estos años de experiencia y madurez, nos hemos encontrado con hombres muy interesados en ser mentores, con mucha experiencia y que eran plenamente conscientes de la brecha de género existente. Contar con ellos como aliados abre nuevas puertas a las adalabers en su crecimiento profesional y hace que el mensaje de Adalab de crear un sector tecnológico diverso, llegue más lejos. Así que decidimos probar, y hasta ahora el resultado ha sido muy positivo: mentores implicados y empáticos con sus mentees, mentees que se sienten acompañadas y contentas con sus mentores. ¿Qué más se puede pedir? Con esto no estamos dejando de lado nuestro foco, ya que 1) realizamos un exhaustivo proceso de selección para conocer personalmente a nuestras mentoras y mentores y garantizar que comparten nuestra filosofía al 100%, y 2) garantizamos que al menos un 50% de los participantes en el programa de mentoring de cada promoción se sientan identificadas como mujer. En ningún momento queremos renunciar a nuestra esencia de visibilizar a los referentes femeninos. Y por ello en cada promoción, hacemos un esfuerzo grande por cubrir esa cuota, un esfuerzo que es nuestra razón de ser.

Qué se le pide a la mentora o mentor: Compromiso y responsabilidad: una dedicación de al menos 4 meses para mentorizar a dos adalabers, con total flexibilidad para pautar los encuentros, que podrán ser presenciales u online, a elección de cada una/o. Y sobre todo ganas, empatía y tiempo para poder hacerlo. Es voluntario, quien no pueda, no quiera o no le encaje, más que entendible, pero sólo un dato: Más de 160 mentoras y mentores han pasado por Adalab y más del 40% han repetido. Algo tendrá esto que parece que engancha, ¿no?

¿Y la mentor o el mentor qué consigue?
El mentoring es un aprendizaje bidireccional que aporta mucho más que el tiempo que ocupa. Pero no lo decimos desde Adalab, lo dicen ellas y ellos:

“Siendo mentor he vuelto a conectar con mi “yo junior” lo que me ha ayudado a ser más empático no solo con mis compañeras y compañeros de trabajo sino también en mis relaciones personales”.

Óscar Gómez, mentor de Adalab desde la #PromoJemison

“Gracias al mentoring he aprendido la importancia de mantener una escucha activa, he descubierto mi capacidad para inspirar a otras personas, capacidad que estoy poniendo en práctica en mi carrera profesional pero lo más importante es que con el mentoring no me infravaloro, confío en mí y eso me hace ser imparable y buscar las mejores soluciones a las inquietudes de mis mentees”.

Teresa Flores, mentora de Adalab desde la #PromoHamilton

Es un programa voluntario, ¿pero eso significa que estás sola/o?

Nada más lejos de la realidad. Te facilitamos materiales y recursos que te guiarán en todo momento. Tenemos un canal de Slack para que compartas tus éxitos y preocupaciones con otros mentoras y mentores, tenemos a Carmen, nuestra Especialista en Mentoring (psicóloga y coach), y organizamos meetups online cada 3 ó 4 meses para formarte en diferentes herramientas de mentoring. Aquí tienes los vídeos de algunos de los meetups que hemos hecho:

El programa de mentoring ha evolucionado en el transcurso de estos 5 años donde nos hemos rodeado de personas maravillosas muy comprometidas con la diversidad del sector. Hemos aprendido mucho y nos hemos sabido adaptar a todo lo que ha venido, lo bueno y lo malo. Pero nuestra esencia y filosofía permanecen intactas: que nuestras adalabers se sientan acompañadas y puedan desarrollar todo su potencial de la mano de alguien con experiencia, y que a futuro, sean ellas las referentes de la siguientes promociones de adalabers, creando así una comunidad cada vez mayor de mujeres referentes en el mundo de la programación.

Más de 160 personas han hecho mentoring como voluntarias y voluntarios en Adalab.

¿Quieres ser la/el siguiente mentora/or?

Deja un comentario